Publications des agents du Cirad

Cirad

Mejorar la productividad de las plantaciones de caucho implementando buenas prácticas agrícolas

Rivano F., Gohet E., Lacote R., Leconte A., Chapuset T., Chambon B.. 2016. Bucaramanga : Confederación Cauchera Colombiana, 1 p.. Congreso Internacional Cauchero - Eficiencia y Productividad, un Camino Hacia la Paz. 6, 2016-10-13/2016-10-15, Bucaramanga (Colombie).

En la cadena productiva global del caucho, se observan diferencias importantes de rendimiento entre las pequeñas plantaciones y las agroindustrias de caucho, en particular por lo que se refiere a la productividad de la tierra (kg/ha) y la productividad del trabajo (kg/hombre/día). Sin embargo, los paquetes tecnológicos de las buenas prácticas agrícolas y de manejo existen, resultados de varias décadas de investigación en mejoramiento genético, fisiología, agronomía, protección fitosanitaria y tecnología de recolección de látex. Esta situación se debe a un déficit de transferencia de tecnología, aún más agudo al momento de iniciar la sangría de los árboles. Existen múltiples cuellos de botella que no permiten una buena transferencia de tecnología hacia los pequeños productores. Entre ellos, los factores psicológicos basados en el miedo y el mane jo del riesgo ("La estimulación matará a los árboles"...) y la falta de capacitación con respecto de los parámetros de producción y de productividad (normas de calidad de sangría, manejo del panel, etc). En realidad, la mayoría de los servicios de asesoría y de extensión se concentran en el período inmaduro (subsidios y asesoramiento para la provisión de clones, la siembra, la fertilización.. .), pero los pequeños productores a menudo se quedan solos durante el período maduro, cuando empieza la sangría de los árboles. Esto hace que el riesgo de cometer errores durante la explotación es alto, con consecuencias irreversibles sobre el potencial de producción futuro de la plantación. Todos los esfuerzos otorgados y los servicios prestados durante el período inmaduro pueden ser aniquilados rápida y fácilmente por prácticas inadecuadas y una mala calidad de la sangría. Algunos factores son estructurales, por ejemplo el tamaño pequeño de las plantaciones puede impedir la posible introducción de frecuencias reducidas de sangría cuando el grupo de rayadores no puede ser compartido y mutual izado entre diferentes propietarios. En la sangría, la introducción de las buenas prácticas agrícolas requiere por lo tanto enfatizar la capacitación de los pequeños productores y rayadores, para que puedan conocer los posibles paquetes tecnológicos que les ayudaran a obtener una mayor productividad. Esto supone que los capacitadores a cargo de la transferencia de tecnología sean actualizados sobre las tecnologías a transferir. La transferencia de tecnología requiere también establecer parcelas de demostración, con un enfoque participativo, en las plantaciones de agricultores candidatos que acepten de probar las posibles innovaciones y las buenas prácticas agrícolas, para que todos puedan ver los resultados y luego apropiárselas de manera espontánea. Pero no puede haber una recomendación universal; hay que conocer previamente la tipología de los agricultores para poder dar una recomendación técnica adaptada a cada tipo de agricultor.

Documents associés

Communication de congrès

Agents Cirad, auteurs de cette publication :