Publications des agents du Cirad

Cirad

Sostenibilidad de la producción de quinua en el altiplano sud de Bolivia: reflexiones desde un modelo integral

Winkel T., Bommel P., Chevarria Lazo M.A., Cortes G., Cruz P., Gasselin P., Joffre R., Léger F., Rambal S., Tichit M., Tourrand J.F., Vassas-Toral A., Vieira Pak M.. 2013. Ibarra : UTN, 1 p.. Congreso Munidal de la Quinoa. 4, 2013-07-08/2013-07-12, Ibarra (Equateur).

El éxito de la producción de quinua de exportación en el altiplano sur de Bolivia parece paradójico, convirtiendo una región inhóspita y un cultivo marginalizado por mucho tiempo una zona dinámica de producción de un cereal muy apreciado en los mercados orgánicos y de comercio justo del hemisferio norte. Los productores del altiplano, iniciadores de este éxito, están ahora preocupados por la sostenibilidad de sus actividades agrícolas y la conservación del capital social y natural de sus territorios. Para entender la complejidad del este p articular sistema hombre - naturaleza e integrar la diversidad de sus elementos constitutivos, escalas y procesos en juego, utilizamos como marco conceptual la teoría de la panarquía. El diagnóstico de la vulnerabilidad socio ecológica de la región nos resal ta la sensibilidad de los agrosistemas locales a las limitaciones climaticas y recalca también la adaptabilidad de las familias de productores a los cambios socio economicos gracias a un sistema diversificado de movilidad y pluriactividad. Dejando atrás la s soluciones agrotécnicas elaboradas con base a visiones sectoriales, la panarquía articula tres subsistemas, teniendo en cuenta sus respectivos campos de vulnerabilidad/adaptabilidad: las familias y sus opciones económicas, el espacio y su dinámica territorial, la sociedad y sus regulaciones (reglas/normas/instituciones). Este análisis sistémico revela la serie de circunstancias que promovieron las dinámicas socio ecológicas observadas en los últimos 40 años. Se identificaron algunas condiciones necesarias para un manejo adaptativo de los socio ecosistemas del altiplano sud de Bolivia. Entre ellas, la combinación de las actividades económicas desempeñadas por las familias y la ambivalencia de la regulación social facilitan la adaptabilidad y la capacidad de transformación de los socio ecosistemas locales. Sin embargo, estas mismas características se convierten en trampas de adaptación cuando llevan los actores locales a implementar prácticas técnicas y organizativas incompatibles con las vulnerabilidades que se han acumulado en un territorio saturado por la producción agrícola. En la necesaria renovación de las normas sociales de uso y acceso de las tierras, el reto para las poblaciones locales consiste en concebir un manejo más seguro y más equitativo de los recursos territoriales sin ceder a la tendencia de comando-y-control promovida por varios actores (ONGs, instituciones estatales, empresas privadas, etc.) que se multiplicaron en la zona.

Documents associés

Communication de congrès

Agents Cirad, auteurs de cette publication :